Bottom of a plastic container produced by Fürst GmbH
Fürst GmbH

Sustentabilidad en todos los aspectos

¡Sustentabilidad en todos los aspectos!

¿Ha mirado alguna vez el fondo de los envases de plástico que contienen golosinas, galletas o papas fritas? Al mirar el fondo del envase plástico, puede que encuentre el logotipo del fabricante alemán Fürst.

Mientras disfruta de sus golosinas, lo invitamos a descubrir un inteligente sistema de abastecimiento de aire comprimido utilizado por la empresa para crear estos envases. Fürst GmbH es una empresa familiar que va por la tercera generación, con sede central en Hallendorf, región de Franconia, Alemania y que cuenta con dos subsidiarias en Francia. Hace poco, Fürst introdujo el sistema de certificación conforme a la norma de gestión energética ISO 50001. Uno de los numerosos aspectos positivo de este proceso fue la oportunidad que se presentó de examinar, modernizar y optimizar todos sus procesos internos. Los resultados fueron alentadores: Se detectó un considerable potencial de ahorro energético en la empresa, especialmente en la estación de aire comprimido. Gracias a las modificaciones y ajustes realizados y los equipos nuevos introducidos en el área, se ha logrado un uso más eficiente de la energía. Además de este importante ahorro, la empresa está preparada ahora para la Industrie 4-0.

La calidad y la eficiencia encabezan la lista de prioridades

Fürst fabrica envases para la industria de la alimentación por el procedimiento de moldeado por inyección. Sus exigencias de calidad de los productos y de todo el proceso de fabricación son muy altas. Al mismo tiempo, producir en Alemania significa tener que buscar la eficiencia máxima para poder competir en el mercado internacional de los envases.

Nadja Fürst es la hija de la actual propietaria de la empresa y es la encargada de gestión de calidad. “La calidad es una de nuestras prioridades, igual que la durabilidad de los productos”, nos explica. “Y no solo en nuestros productos, sino también en el proceso de fabricación. Del mismo modo que perseguimos que nuestros envases sean resistentes al lavaplatos y reutilizables para que tengan una larga vida, en su proceso de fabricación procuramos también cuidar los recursos”

Pneumatically-supported production at Fürst GmbH
El aire comprimido como actor principal

El aire comprimido es omnipresente en la planta de fabricación de Fürst. Interviene en todos los pasos, desde el transporte del material hasta el soplado y extracción de las piezas terminadas. También se usa como vacío. Al tratarse de un actor tan importante en la producción, el aire comprimido es un factor importantísimo en los cálculos. Por esa razón, Nadja Fürst quería un sistema de producción de aire comprimido que redujera los costos pero que garantizase, al mismo tiempo, confiabilidad y eficiencia energética.

Tras una auditoría exhaustiva al sistema de aire comprimido que permitió determinar en detalle las necesidades de la empresa, la estación de aire comprimido de Fürst se concibió con una tecnología de vanguardia que garantizaba todas las características que debe ofrecer una estación de compresores moderna. Por supuesto, la confiabilidad en la producción de un aire comprimido de primera calidad era vital para diseñar un sistema eficiente y que ayudase a reducir los costos.

Aprovechamiento total del potencial gracias a SIGMA AIR MANAGER 4.0

La instalación de un compresor nuevo, adaptado a la demanda de aire comprimido real, supuso una gran optimización de la eficiencia, y la presencia de un sistema de mantenimiento de la presión ayuda a asegurar de manera ininterrumpida la alta calidad del aire comprimido.

Antes de la modernización, la estación de aire comprimido de Fürst no contaba con un controlador maestro. La instalación de un Sigma Air Manager 4.0 (SAM 4.0) permitía aprovechar nuevos potenciales, como la mejora de la eficiencia, las posibilidades de conexión a la red y el control en el contexto de la Industrie 4.0, con posibilidad de realizar un mantenimiento preventivo.

Los compresores y componentes para tratamiento de aire comprimido con controladores industriales integrados y con la posibilidad de transmitir todos los datos a un controlador superior, constituyen la base para ese funcionamiento perfecto. El controlador maestro SAM 4.0 supervisa al mismo tiempo los componentes del sistema y las condiciones ambientales y de producción, de manera que es capaz de ajustar perfectamente la cantidad de aire comprimido que se produce a las necesidades reales. Además, optimiza, entre otras cosas, la calidad de la presión, ajusta automáticamente el flujo de la estación de compresores en caso de oscilaciones de consumo, optimiza de forma general la eficiencia teniendo en cuenta en las pérdidas de control, las pérdidas de conmutación y la flexibilidad de la presión, y prepara la estación de aire comprimido para operaciones de asistencia técnica futuras, como el mantenimiento predictivo (Predictive Maintenance). Además, el controlador permite el diagnóstico remoto. Es decir, que si el usuario lo desea, es posible enviar continuamente los datos al centro de datos del fabricante y vigilarlos. El controlador de alto nivel analiza automáticamente la situación real, envía un mensaje al equipo de asistencia técnica, directamente al técnico de instalación local o al centro de datos.

Todo esto aumenta la confiabilidad operativa y la eficiencia, a la vez que reduce los costos de energía y cíclicos.

Además, el controlador maestro está diseñado para adaptarse a un posible crecimiento de la estación de compresores. Una sencilla actualización del software permite la expansión de la red de aire sin necesidad de invertir en un nuevo hardware adicional. Los nuevos componentes de la estación se conectan simplemente a través de la SIGMA NETWORK, basada en Ethernet, al controlador maestro SAM 4.0 e integrarse en la Industrie 4.0.

Kaeser Kompressoren compressed air station at Fürst GmbH
Ahorros de costos de energía gracias al sistema de recuperación de calor

Las medidas implementadas significan un ahorro de electricidad de unos 14 500 USD al año.

La nueva estación de aire comprimido permite a Fürst por primera vez utilizar la recuperación de calor. El calor generado por los compresores permite alimentar completamente el sistema de calefacción del edificio de oficinas, y por tanto, ahorrar el diésel que se consumía antes para ese fin. Así se ahorran otros 5 400 USD al año.

Nadja Fürst está muy satisfecha con la nueva instalación y ya piensa en las próximas mejoras. “Al fin y al cabo somos nosotros quienes decidimos cómo gestionar los productos y los recursos”, nos dice. “La elección entre tirar los productos o reutilizarlos, cómo fabricarlos y cómo cuidamos los recursos – la sostenibilidad empieza en nuestra cabeza”.

A los productos: